sábado, 30 de junio de 2012

Queda



Empecé el mes con esperanza, así lo titulaba … Pasó el mes y sólo queda la esperanza… Se perdió el tiempo, se cayeron las horas entre las manos sucias de la vida, se fueron tan corriendo que nadie las encuentra, perdidas entre los deseos de corazones repletos de miedos y seguridades falsas… Pasó de junio y se fueron las despedidas momentáneas, que son definitivas, deseando una vuelta imposible que los deseos quieren hacer realidad y presencia… El momento de un abrazo olvidado se fue tan corriendo que los brazos quedaron abiertos al futuro sin saber si de nuevo volverá tu figura a dar forma a la mía… Momentos de verano, sudoroso y caliente, que por la prisas y quehaceres se convierten en fríos desencuentros y mordiscos de lobo enfurecido…Peticiones maliciosas, de tu vida y la mía, que quieren encontrarse en la labor del día a día y tus miedos y los míos vacían de sentido… Responsabilidades adquiridas que dañan los sentidos y el corazón herido del que sufriendo las padece y maldice sin mirar a los ojos del que sufre… 
Se fue junio y queda la esperanza de otro mes que vendrá, otro tiempo y otras horas para encontrarse juntos en el banco de afuera, el de calle, a la sombra de un arbusto donde anidan los corazones rotos… Esperanza de un mundo que la pierde a borbotones por las heridas de cortes y recortes… Me queda la esperanza real de tu mirada al despertar el alba de tu cielo cada mañana… Me quedas Tú, eterno compañero de senderos tortuosos y polvorientos, y sentirte a mi lado en cada paso para que mi luz sea anuncio de la tuya…Está aquí la esperanza de advientos que anuncian el brote de la vida, deseada y pedida, envuelta en los pañales de jóvenes sonrisas y euforias desmedidas…Queda la esperanza a ella me aferro. 

sábado, 2 de junio de 2012

Esperanza



No es la mejor manera de empezar el día. Lo sé. Ayer escuché o leí, ya no me acuerdo, que vamos a volver a los años cincuenta.¿Alguien me puede decir cómo era la vida en este país en los años cincuenta? Antes que yo naciese. Mucho tiempo, demasiado. Cuando comenzó la crisis una amiga me dijo que deberíamos 'retroceder' unos quince años para salir de todo esto. Ya vamos por más de sesenta años. ¡¡Qué alguien ponga el freno, por favor!!
El dibujo de El Roto ¿es una profecía? Espero que si pero también espero que sea eso y sólo eso, una profecía que no se haga realidad, que sirva para prevenir...  que no volvamos al 'lobo para el  hombre', que no volvamos al 'sálvese quien pueda', al todo vale... Ni armas, ni muerte, ni supervivencia.
El proyecto en el que creo, el del Dios de Jesucristo, es la FRATERNIDAD, ahora se debe poner a prueba más que nunca. El otro es mi hermano… no lo dudemos, ponerlo en práctica significa mirar bien alrededor, extender la mano, dar, acompañar… Necesitamos que alguien hable de esperanza, que alguien haga otra profecía diferente a la del dibujante. Quiero sentarme a la ladera de un monte y escuchar una palabra de bienaventuranza. ¡¡Cómo necesita este mundo verdaderos profetas de esperanza!!
¿Hay alguien ahí capaz de proclamar que de los que lloran, de los que sufren, de los perseguidos por estar indignados, de los pobres que no tienen trabajo, de los que han sido engañados en los bancos...  es el REINO DE DIOS? ¿Cuáles son los 'montes' de nuestra galilea de hoy? ¿Quién son los profetas? ¿Qué significaría un año de Gracia del Señor?...
Difícil… pero es nuestra tarea, no nos escondamos: salgamos a la calle, denunciemos, digamos que tenemos esperanza, que se puede vivir de otra manera, que se deben asumir responsabilidades... ¿fácil? No...Ya lo sabemos 'perseguidos por mi nombre', pero dichosos por ello. Bendito sea tu nombre, Señor.