sábado, 31 de agosto de 2013

Compartir lo que somos para dar más


'Lo que soy lo pongo en tus manos como semillas que sé que tú vas a sembrar, cultivar y regar cada día para que den frutos en nuestra familia y en el mundo'


Regreso

Fue el otro día, no se demoró más tiempo… había que hacerlo ya. Quedó atrás un tiempo que no volverá. Regresé, regresamos… de nuevo la mesa, los papeles, los horarios, las reuniones, cada uno un ordenador. Algún olvido, varios recuerdos, varias sonrisas, mucha fuerza y energía positiva… Esto ha comenzado. Lo pasado está ahí pero sólo para recordar que la vista debe estar fija y hacia delante. No quiero ser estatua y menos de sal.
El regreso es para seguir pintando horizontes de colores, hoy unos pequeños trazos llenos de nombres gastados (horarios, reuniones, compañeros, padres, alumnos…) que parece que se repiten, pero que van a ser nuevos porque la vida no se detiene, fluye, sigue, alimenta y deja un poso sobre el que seguir construyendo. Nada de comodidades y repeticiones, todo cargado de novedad e innovación aunque suene sabido. Nada de desanimo, todo de vida, de lucha, de darse sin medida… ¿Cuánto durará? Ya los sé, ha durado diez minutos. Una norma olvidada, un recorte, una deuda, un enfado, una irresponsabilidad, una duda, un miedo y todo al traste, el deseo al pozo, la ilusión a la papelera y la realidad infranqueable como un muro con el que me he roto las narices… diez minutos y la tentación apareció, y se frunció el ceño, y comenzó a latir rápido el corazón anunciando ansiedad y agobio, nervios y enfado. Quise soltar el arado y mirar atrás y ver colores verdes, montañas, frescos atardeceres, tiendas, platos, canciones, colchones, jóvenes, cajas de pan, hombres y mujeres cargados de sonrisas que no gastan y que quieren regalar respondiendo a la primera que reciben gratis con la gratitud del que no tiene nada y lo da todo para que el otro comparta con él las nadas de la vida… pero la vencí, y volví a coger el pincel para pintarrajear ese horizonte arcoíris que vamos a colorear juntos no sólo diez minutos, sino otros diez minutos más y otros diez y diez más… y unos compañeros, y un proyecto, y una ilusión y un lema y una propuesta y una novedad…

Aquí estás Tú deseando jugar en los pasillos y sonreírme a mi y todos los que pasen por aquí, y hacerte el encontradizo en un suspenso o un castigo o una propuesta o una duda o una sonrisa o una confidencia, en un recreo o incluso en una de las miles de reuniones que se avecinan… Voy a construir el sueño que me ronda cada día, aunque no me acuerde de nada de lo soñado cada noche. Voy a vivir el sueño de buscarte y encontrarte, y no miraré a otro lado ni hacia atrás, ni hacía arriba pensando que estás ahí… miraré adelante, a los ojos de jóvenes y niños que te quieren conocer y también te buscan como yo y haremos un equipo y serás nuestro Capitán, y cantaremos juntos, bailaremos si llueve e imaginaremos un mundo mejor y más justo para construirlo juntos, contigo y juntos… Pasarán diez minutos y otros diez y diez más y seguiré adelante porque Tú vas conmigo, tu cayado es mi apoyo y me conduces a verdes praderas (quizá un poco empinadas, eso sí)… Regresé para quedarme, para buscarte, para encontrarte, para vivir. 

domingo, 25 de agosto de 2013

José Gálvez, Perú

Esta experiencia sera un verdadero salto hacia adelante
Durante este verano tres amigos han estado en Perú, en José Gálvez un barrio a las afueras de Lima, visitando algunos de los proyectos que durante quince años ha ayudado Karit-solidarios por la paz a realizar con la colaboración de los que allí viven cada día. José, Maribel y Nieves han querido mirar aquello que ha sido parte importante de nuestra ONGD de la Familia Carmelita durante los años de su existencia. Se llevaban preguntas, cuestionarios, registros, proyectos de animación… para realizar una evaluación de los distintos proyectos de ayuda al desarrollo que se han realizado durante estos años.
Estoy deseoso que mirar sus ojos para descubrir que ha pasado. Serán los ojos, serán sus sentimientos, serán los nombres que pronuncien… la verdadera evaluación. Algo ya se puede leer en el blog que han ido elaborando y en el que han ido colocando parte de lo que han vivido. Perú: cooperación para la transformación ha sido una pequeña ventana abierta a momentos de encuentro, de vida y de miradas dadas y recogidas para transformar el corazón… Esto es lo verdaderamente importante, aunque sea a lo que menos recursos económicos se le dedican. Las Hermanas, los cooperantes del barrio, las familias de los mircroproyectos, los coordinadores de las actividades, los que animan Karit cada día allí y por lo tanto son los verdaderos agentes de transformación… sus abrazos, sonrisas, acogida, despedidas, acogidas y deseos de felicidad no tenían casilla en las hojas de registro pero las han llenado, seguro, de un color especial que matiza e ilumina los datos, el color de la fraternidad.
¿Los registros? ¿La evaluación? También tendrán su momento, también tendrán su lugar… pero lo primero es lo primero.

Gracias amigos por ir y estar, gracias amigos de Perú por acoger. Dios os bendiga a todos.  

sábado, 24 de agosto de 2013

Oración


Plantar una pequeña planta para que nuestras manos toquen las entrañas de la tierra como si, Padre, pudiéramos tocar las tuyas de misericordia para plantarnos en Ti y sólo en Ti. 
Queremos echar raíces en Ti, como huérfanos de sentido que buscan horizontes, como necesitados de abrazos que quieren volver a casa después de haber sentido las hambres de este mundo tanto en nosotros como en aquellos que hemos encontrado y nos han hablado de Ti, que nos han mostrado tu rostro, que nos han mirado como Tú nos miras. 
Tienes, Padre, entrañas de misericordia donde cada uno de tus hijos encontramos el lugar del primer cobijo de la Madre que nos dio la vida, Tú. Es ahí donde queremos enraizarnos, crecer y succionar todo aquello que nos haga darnos, como flor que con las primeras luces del sol se abre, para dar color a la vida de los que están a nuestro lado. 
Tus entrañas tienen marcado nuestro nombre y desde ellas nos miras con pasión de Dios Todoamoroso, Entrañable, Creador y Padre-Madre.

lunes, 5 de agosto de 2013

Comienzo

Se necesitan menos maletas al irse. Muchas cosas se han quedado entre el jardín y se han quemado con las hojas de los árboles en otoño. Hay sitio ya que en terapias intensas de peleas con dragones y caballeros se morían pesados demonios adictos a destilados malolientes.
No se necesitan maletas para la ilusión, la esperanza y el esfuerzo. Ocupa poco el horizonte recien estrenado de una vida por hacer, vivir y amar. Es la tuya, tú eres el protagonista. No más trucos de magia ni falsos techos que tapen las goteras.
Tú eres el director, sabes la partitura que hace sonar el corazón, que armoniza los gestos para que suene la música de la felicidad.
Es el comienzo de tu nueva vida...