sábado, 29 de diciembre de 2007

La rueda da vueltas sin parar.
Muele y muele.
Cansado de mantener la vista en el giro de la piedra.
El grano cae desde la parte superior.
La presión le hace convertirse en harina.
La rueda sigue y sigue.
Harina que con manos gastadas se convierte en masa
Masa que crece.
La rueda gira y gira.
Molino que mueles: hazme sentirme grano.
Quiero ser harina para los otros.
Necesito unas manos que me amasen.
La rueda gira y gira.
¿En qué mesa podré ser alimento?
No caigo en la esquina de la piedra.
Me resisto a morir, a dejarme aplastar.
La rueda gira y gira.
La piedra aprieta los granos.
Más harina.
Me resisto una vez más.
Otros caen, otros sufren, otros son arrastrados.
Me sigo resistiendo.
La rueda gira y gira.
¿Me salvé?
¿Me quedo muerto?
¿Serviré para la siembra?
Aún estoy a tiempo...
La rueda, que es una piedra, gira y gira