sábado, 25 de abril de 2009

Cambio de dirección


Desde hace unos días no puedo quitarme de la cabeza una frase que leí de Ricardo Reis. No lo conozco. Me ha hecho pensar mucho. Me gustaría aprendérmela de memoria para decirla de carrerilla pero no tengo tiempo para ello. Creo que define muy bien lo que es la Pascua, lo que significa la resurrección del Señor. Ahí va la frase:

A primera vista, nada había cambiado cuando volvimos de Emaús.
Pero desde entonces dicen que estamos perdidos sólo porque caminamos en otra dirección.

Es la sensación que tengo después de haber vivido la Pascua. Es un volver pero nuevos, pero diferentes y al mismo tiempo tener la sensación que nada ha cambiado, que todo sigue igual. Sigue igual mi corazón, sigue igual mi trabajo (¿?), sigue igual mi comunidad, sigue igual el grupo de fe con el que rezo, sigue igual mi agenda… Pero algo ha cambiado. ¿Seguro?
La frase me ofrece una clave para evaluar si hay algo de cambio, de ‘resurrección’ en mi vida. Sólo hay que contestar a una pregunta: ¿Camino en otra dirección? Si esta no es suficiente, si necesito confirmar que verdaderamente el Señor ha pasado por mi vida, sólo tengo que hacerme otra pregunta: ¿Me dicen que estoy perdido, que estoy equivocado, que voy contracorriente? Si mis respuestas son afirmativas significa que el Señor ha pasado por mi vida, que ha ardido mi corazón en algún momento escuchando ‘tanto grito suyo en el mundo’ o que le he descubierto al partir el Pan, que ha resucitado, vive y me espera en ‘la galilea’ de mí día a día.
Si la respuesta es negativa. A esperar, a seguir buscando, a abrir bien los oídos…



martes, 14 de abril de 2009

Decir NO


Es una de las terapias para la reinserción de los que han padecido una adicción.
Es también la propuesta de sensibilización y prevención de las adicciones.
Es una muestra del conocimiento que uno tiene de si mismo.
Es la manifestación real de saber qué es lo importante en el proyecto de vida.
Es la respuesta a propuestas imposibles por el tiempo y por la capacidad que uno tiene.
Es la manera de delimitar las fronteras de la vida.
Es la expresión del realismo.
Es la capacidad que uno tiene de no engañar a nadie antes que el tiempo lo descubra.
Es la expresión de verdad y sinceridad ante un imposible.
Es la posibilidad de decir SI a otras cosas y que este sea sincero
Es el sufrimiento de la libertad de elección.
Es reconocerse como no imprescindible.
Es dar posibilidades a otros para que puedan decir SI.
….
Es una de las posibilidades de un buen discernimiento.
Parece un planteamiento negativo ante la propuesta de disponibilidad total que nos pide el Señor. ‘Id a Galilea, allí me veréis’. Pero… ¡hay tantas Galileas que hay que arriesgar por una e intentar buscarle ahí¡ ¿Y si está en las otras? Mala suerte… otra vez será. Mi tarea es buscarle, encontrarnos es iniciativa suya… Él se hace el encontradizo en cada esquina. Cuando Él quiera ya tiene mi respuesta: aquí estoy, Señor.